Skip to content

Trucos efectivos para destapar un inodoro muy tapado: ¡adiós a los problemas de obstrucción!

Index

    Si alguna vez te has encontrado con un inodoro completamente tapado, sabes lo frustrante que puede ser. Afortunadamente, destapar un inodoro no tiene por qué ser una tarea complicada. En este artículo, te enseñaremos varios trucos efectivos que puedes utilizar para solucionar el problema con los recursos que tienes en tu hogar.

    1. Utiliza un destascador

    El destascador, también conocido como sopapa, ventosa o chupón, es una herramienta muy útil para desatascar inodoros. Para utilizarlo correctamente, sigue estos pasos:

    1. Despeja los alrededores del inodoro y protégelos con papel o plástico para evitar salpicaduras.
    2. Levanta la tapa y coloca el destascador en el orificio de drenaje, asegurándote de que los bordes de la herramienta estén bien sellados.
    3. Presiona el destascador hacia abajo con fuerza, moviéndolo hacia arriba y hacia abajo varias veces para crear presión y succionar el objeto que está obstruyendo la tubería.
    4. Retira el destascador y tira de la cadena para comprobar si el agua drena correctamente. Si no es así, repite el proceso.

    2. Utiliza agua a presión

    Si no tienes un destascador a mano, puedes utilizar agua a presión para desatascar el inodoro. Sigue estos pasos:

    1. Despeja el área alrededor del inodoro para evitar salpicaduras.
    2. Levanta la tapa del inodoro.
    3. Vierte agua caliente en el fondo del inodoro y agrega un producto desatascador, como lejía o detergente, para facilitar el proceso.
    4. Tira de la cadena y, mientras el agua del tanque comienza a drenar, vierte más agua caliente desde una altura considerable para crear más presión.
    5. Si el inodoro se desatascó correctamente, no será necesario añadir más agua. Sin embargo, si persiste el problema, repite el proceso.

    3. Utiliza papel film o cinta adhesiva

    Este truco es poco conocido pero muy efectivo para desatascar obstrucciones superficiales en el inodoro. Sigue estos pasos:

    1. Levanta la tapa y la taza del inodoro.
    2. Limpia los bordes exteriores y superiores que están en contacto con el protector del inodoro.
    3. Coloca trozos de papel film o cinta adhesiva alrededor de la entrada del desagüe, creando una capa protectora sin fugas.
    4. Tira de la cadena para crear succión y presiona el papel o la cinta adhesiva con ambas manos. La fuerza creada empujará el objeto obstructor a través del desagüe.
    5. Retira el papel o la cinta y deséchalos.

    4. Utiliza líquido desatascador

    Si necesitas una solución rápida, puedes utilizar líquidos desatascadores comerciales. Estos productos están diseñados específicamente para desatascar tuberías y suelen ser muy efectivos. Sigue las instrucciones del envase para utilizar el producto correctamente.

    5. Utiliza refresco de cola

    El refresco de cola es conocido por sus propiedades desatascadoras. Sigue estos pasos para utilizarlo:

    1. Vierte 2 litros de refresco de cola en el inodoro obstruido.
    2. Deja que repose durante varias horas, preferiblemente 2 horas o más.
    3. Observarás que el nivel del agua retenida disminuirá. Tira de la cadena para comprobar si el problema se ha solucionado. Si es necesario, repite el proceso.

    6. Utiliza bicarbonato de sodio y vinagre

    El bicarbonato de sodio y el vinagre son dos ingredientes caseros que pueden ayudar a desatascar un inodoro. Sigue estos pasos:

    1. Vierte una taza grande de bicarbonato de sodio en la taza del inodoro.
    2. Añade dos tazas de vinagre y observa la reacción efervescente.
    3. Cierra la tapa y deja que la mezcla actúe durante al menos 30 minutos.
    4. Tira de la cadena para comprobar si el inodoro se ha desatascado. Repite el proceso si es necesario.

    Con estos trucos, podrás destapar un inodoro muy tapado de forma efectiva y sin necesidad de llamar a un fontanero. Recuerda que siempre es importante tomar precauciones y proteger el área alrededor del inodoro para evitar salpicaduras.

    Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles. ¡Buena suerte y que no tengas más problemas con atascos en el inodoro!