Skip to content

Soluciones para los problemas en tubos fluorescentes: una guía práctica

Index

    En este artículo, exploraremos las diferentes fallas que pueden ocurrir en los tubos fluorescentes y las soluciones correspondientes. Los tubos fluorescentes son una forma popular de iluminación debido a su eficiencia energética y durabilidad. Sin embargo, pueden presentar problemas de funcionamiento que requieren atención y resolución adecuada.

    Síntoma: El tubo no enciende

    Si el tubo fluorescente no se enciende, la causa más común es un arrancador defectuoso. En este caso, la solución es reemplazar el arrancador por uno nuevo. Si el problema persiste, es posible que la reactancia esté cortada y también deba ser reemplazada.

    Síntoma: El tubo no enciende totalmente, solo en los extremos

    Si el tubo fluorescente solo se enciende parcialmente en los extremos, es probable que el arrancador esté defectuoso. En este caso, la solución es reemplazar el arrancador o quitar el capacitor.

    Síntoma: El tubo se enciende y apaga en forma permanente

    Si el tubo fluorescente se enciende y apaga constantemente, la solución más efectiva es reemplazar el tubo por uno nuevo.

    Síntoma: El tubo no enciende y presenta puntos de soldadura en el vidrio

    Si el tubo fluorescente no se enciende y hay puntos de soldadura en el vidrio, es probable que la reactancia esté en cortocircuito. En este caso, la solución es reemplazar la reactancia.

    Otros síntomas y soluciones

    A continuación, presentamos algunos síntomas adicionales que pueden ayudar a identificar y resolver problemas en los tubos fluorescentes:

    • Si el tubo parpadea, puede ser que la reactancia no tenga la potencia suficiente para encender el tubo. En este caso, se recomienda verificar la potencia de la reactancia y el tubo, y reemplazar uno de ellos si es necesario. También puede ocurrir que el tubo esté agotado o trabajando por debajo de la temperatura mínima de funcionamiento.

    • Si el tubo presenta bordes negros, indica que el tubo está agotado y debe ser reemplazado.

    • Si el tubo solo se enciende en los bordes, es probable que el cebador esté fallando y deba ser reemplazado.

    • Si se escucha un ruido eléctrico, es posible que la reactancia esté funcionando incorrectamente. Se recomienda revisar las conexiones y asegurarse de que estén correctamente fijadas. Si el problema persiste, es necesario verificar la potencia de la reactancia y reemplazarla si es necesario.

    Ejemplos y comparativas

    Para una mejor comprensión, adjuntamos a continuación un par de diagramas de instalación:

    Esquema práctico para conocer los componentes de la instalación

    Esquema básico del conexionado de un tubo

    Esquema básico del conexionado de dos tubos

    Conclusión

    Los tubos fluorescentes son una opción popular para la iluminación debido a su eficiencia energética y durabilidad. Sin embargo, pueden presentar fallas que requieren atención y solución adecuada. Al identificar los síntomas y aplicar las soluciones correspondientes, podemos mantener nuestros tubos fluorescentes en buen estado de funcionamiento. Recuerda siempre verificar la potencia de los componentes y reemplazarlos si es necesario. ¡Buena suerte con tus reparaciones y que tengas un excelente día!