Skip to content

Secretos para alargar la vida de tu cadena de bicicleta

Index

    Si eres un amante de la bicicleta, sabrás lo importante que es mantener la cadena en perfectas condiciones. Una cadena bien lubricada y sin desgaste es fundamental para asegurar el correcto funcionamiento de la transmisión de la bicicleta. Además, un mantenimiento adecuado de la cadena puede evitar el desgaste prematuro de los platos y las coronas, lo que supondría un gasto económico adicional.

    Cómo saber si la cadena está desgastada

    Para determinar si tu cadena necesita ser reemplazada, puedes utilizar un calibre de cadena. Esta herramienta te permitirá medir la elongación o estiramiento de los eslabones de la cadena. Si los eslabones están desgastados, comenzarán a hacer más fricción con los dientes de las coronas y los platos, lo que afectará el funcionamiento de la transmisión.

    El calibre de cadena tiene dos medidas principales, 0,75 mm y 1 mm, ubicadas en cada lado del calibre. Para utilizarlo, debes introducir uno de los salientes del lado de 0,75 mm en el hueco de uno de los eslabones de la cadena. Luego, deja caer el otro diente sobre la cadena. Si este diente se introduce sin problemas en otro eslabón, la cadena estará desgastada y deberá ser reemplazada. Por otro lado, si pruebas a introducir el lado de 1 mm en los eslabones y ambos salientes entran, deberás cambiar también los platos, el cassette y las roldanas.

    Incompatibilidades entre cadenas

    Es importante recordar que no todas las cadenas son compatibles con todos los grupos de transmisión. Antes de comprar una nueva cadena, asegúrate de que sea compatible con la relación de tu transmisión y que tenga el mismo número de eslabones que la cadena antigua.

    Cómo cambiar la cadena de tu bicicleta

    Cambiar la cadena de tu bicicleta es una tarea sencilla que puedes hacer en casa, siempre y cuando sigas las recomendaciones mencionadas anteriormente. Asegúrate de elegir una cadena compatible con tu transmisión y con la misma longitud que la cadena anterior.

    Consejos para prolongar la vida útil de tu cadena

    Además de cambiar la cadena cuando sea necesario, existen algunas prácticas que puedes seguir para prolongar su vida útil:

    1. Limpia y engrasa la cadena después de cada salida. Desengrasar, limpiar con agua y aplicar lubricante a la cadena ayudará a mantenerla en buen estado.

    2. Evita cruzar la cadena. En las transmisiones de doble o triple plato, elige una combinación de plato y piñón que no cruce la cadena para reducir la fricción.

    3. No abuses del cambio. Utiliza los pulsadores de cambio con inteligencia y evita cambios innecesarios para reducir el desgaste de la cadena.

    4. Opta por una cadena con revestimiento. Al elegir una nueva cadena, considera aquellas que tengan revestimientos especiales, como anti corrosión o anti óxido, para prolongar su vida útil.

    Recuerda que la cadena es uno de los componentes más expuestos al desgaste en una bicicleta. Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de una cadena duradera y un buen funcionamiento de tu transmisión durante mucho tiempo.

    ¡Pedalea con seguridad y mantén tu cadena en perfectas condiciones!