Skip to content

Potencia la vitalidad de tu acuario con CO2 casero: ¡aprende cómo!

Index

    Introducción

    El aporte de CO2 en nuestro acuario es esencial para el crecimiento saludable de las plantas. Al inyectar CO2, promovemos la fotosíntesis y facilitamos la absorción de nutrientes por parte de las plantas. Esto se traduce en un crecimiento más rápido, colores más intensos y un equilibrio óptimo en el KH del agua. Aunque lo ideal sería inyectar CO2 durante el día, cuando las plantas lo consumen y liberan oxígeno, con un sistema casero no podemos controlar esto. Sin embargo, un sistema casero de CO2 es una opción económica y efectiva para mantener nuestras plantas vigorosas y saludables.

    Materiales necesarios

    A continuación, te presentamos una lista de los materiales que necesitarás para crear tu propio sistema casero de CO2:

    1. Botella de refresco de 2 litros: Es importante que sea una botella de refresco, ya que están diseñadas para soportar la presión del gas.
    2. Botella más pequeña de refresco (opcional): Esta botella se utilizará como indicador de goteo. Puedes prescindir de ella y conectar el difusor directamente a la botella de la mezcla.
    3. Difusor de CO2: Puedes comprar uno o crearlo utilizando filtros de tabaco. Simplemente coloca un filtro de tabaco en la parte final del tubo que estará dentro del acuario.
    4. Tubos o macarrones: Puedes adquirirlos en tiendas de acuariofilia.
    5. Válvula antirretorno o sistema de suero: Es importante instalar una válvula antirretorno para evitar que el agua del acuario sea absorbida por el tubo cuando la mezcla de CO2 se agote.
    6. Levadura fresca: Puedes encontrarla en supermercados o panaderías.
    7. Azúcar.
    8. Agua: Se recomienda utilizar agua de ósmosis, destilada o mineral para evitar que el cloro afecte la levadura.

    Receta

    La siguiente es una receta estándar que suele funcionar bien, pero puedes ajustar las cantidades según tus necesidades y las características de tu acuario:

    • 1 litro de agua
    • 250 gramos de azúcar
    • 8 gramos de levadura

    Para preparar la mezcla, calienta el litro de agua hasta que esté tibia (no demasiado caliente) y disuelve el azúcar en ella. Luego, disuelve la levadura en un poco de agua fría y agrégala a la mezcla de azúcar y agua. Vierte la mezcla en la botella grande, sin llenarla completamente, y ciérrala. Prepara la botella pequeña con agua sin llenarla del todo y ciérrala también.

    Montaje

    A continuación, te explicaremos cómo montar tu sistema casero de CO2:

    1. Perfora los tapones de las botellas: Realiza un agujero en el tapón de la botella grande y dos agujeros en el tapón de la botella pequeña. Los agujeros deben ser ligeramente más pequeños que el diámetro del tubo para que se ajusten bien. Puedes reforzarlos con silicona para asegurar un cierre hermético, pero no retires la pieza de goma que se encuentra en el interior del tapón, ya que es esencial para el sellado hermético.
    2. Instala las válvulas antirretorno: Coloca una válvula antirretorno en cada tubo.
    3. Conecta el difusor de CO2: Si deseas que el sistema sea estético, puedes sujetar el tubo del difusor al cristal del acuario con una ventosa.
    4. Instala los tubos: Necesitarás dos tubos. El primero va desde la botella grande hasta la botella pequeña, y debe sumergirse en el agua de esta última. El segundo tubo sale de la botella pequeña y se conecta al difusor dentro del acuario.

    Funcionamiento y duración del CO2

    Es importante tener precaución y no excederse con la cantidad de levadura, ya que esto hará que la mezcla se agote rápidamente y debas preparar una nueva más frecuentemente. El CO2 generado durará aproximadamente dos semanas, luego de las cuales deberás hacer una nueva mezcla.

    Después de unas horas, el sistema comenzará a funcionar y podrás ver burbujas saliendo del tubo conectado a la botella pequeña, lo que indica que la mezcla está generando CO2. También notarás pequeñas burbujas saliendo del difusor dentro del acuario si todo está funcionando correctamente.

    ¡Felicidades! Ahora tu acuario está recibiendo la dosis de CO2 necesaria para mantener tus plantas saludables y vibrantes.

    Conclusion

    La inyección casera de CO2 es una excelente manera de mejorar la vitalidad de tu acuario y promover el crecimiento saludable de las plantas. Aunque no podemos controlar la liberación de CO2 durante el día, un sistema casero de CO2 es económico y efectivo. Recuerda estar atento al comportamiento de tus peces para evitar un exceso de CO2, y disfruta de un acuario lleno de plantas vigorosas y colores intensos.

    ¡Te deseamos mucho éxito en tu proyecto acuarista!