Skip to content

Guía completa: Cómo instalar un filtro interno en tu acuario en pocos pasos.

Index

    Si estás comenzando en el mundo de la acuariofilia y has decidido utilizar un filtro interno para tu acuario, es importante saber cómo colocarlo correctamente para que cumpla su función de filtrado de manera eficiente. En este artículo, te daré las pautas necesarias para que sepas cómo instalar tu filtro interno de manera adecuada.

    Preparación del filtro interno

    Antes de instalar el filtro en el acuario, es necesario montar todos los materiales filtrantes que vienen incluidos en el filtro. La mayoría de los filtros internos tienen una bomba que succiona el agua del acuario por la parte inferior del filtro, la hace recircular a través de los materiales filtrantes y luego la devuelve al acuario limpia.

    El orden de los materiales filtrantes puede variar según el filtro, pero generalmente se coloca una esponja de filtración en la parte inferior para capturar las partículas más grandes, seguida de material biológico como canutillos para promover el crecimiento de bacterias beneficiosas, y finalmente materiales químicos como carbón activado para eliminar impurezas del agua.

    Preparación del acuario

    Si estás configurando un acuario nuevo, es importante poner en marcha el filtro durante el proceso de ciclado. Esto ayudará a proporcionar oxígeno al agua y favorecerá el crecimiento de las bacterias beneficiosas que se encargarán de eliminar los residuos tóxicos del acuario.

    Si estás reemplazando un filtro viejo por uno nuevo, te recomendaría utilizar el material biológico del filtro viejo para no perder la colonia bacteriana que ya está establecida. Si el nuevo filtro es más grande y no puedes reemplazar todo el material biológico, puedes dejar ambos filtros funcionando juntos durante al menos una semana para que la colonia bacteriana se asiente en el nuevo filtro.

    Ubicación del filtro interno

    En cuanto a la ubicación del filtro interno en el acuario, lo ideal es colocarlo en uno de los lados cortos del acuario en caso de ser rectangular. Esto asegurará que el agua del acuario circule por todo el filtro y se filtre de manera eficiente.

    En cuanto a la orientación del filtro, la mayoría de los filtros internos están diseñados para funcionar de forma vertical, succionando agua desde la parte inferior del acuario y expulsándola en la parte superior. Esto ayuda a romper la superficie del agua y aumentar la oxigenación del acuario. Algunos filtros también pueden colocarse en posición horizontal, pero esto dependerá del fabricante y sus recomendaciones.

    Para fijar el filtro al acuario, utiliza las ventosas que vienen incluidas con el filtro y pégalas en la pared del acuario desde el interior.

    Mantenimiento del filtro interno

    El mantenimiento del filtro interno es fundamental para asegurar su correcto funcionamiento. La frecuencia de limpieza dependerá del tamaño del acuario, la cantidad de peces y plantas, y la calidad del agua.

    Lo más común es limpiar el foam (esponja de filtración) cada quince días más o menos. La esponja no necesita ser reemplazada a menos que esté muy desgastada. El material biológico, como los canutillos, no necesita ser cambiado nunca, solo se debe limpiar cuando esté muy sucio o el flujo de agua se vea afectado. En cuanto a los materiales químicos, como el carbón activado, se recomienda reemplazarlos cada mes o mes y medio.

    Cuando realices limpiezas o cambios de materiales filtrantes, utiliza agua del propio acuario en lugar de agua del grifo para evitar la pérdida de bacterias beneficiosas. También te recomendaría añadir nuevas bacterias al acuario después de hacer cualquier cambio para asegurar la salud del sistema.

    Consejos finales

    Al colocar tu filtro interno en el acuario, recuerda seguir las instrucciones del fabricante y tener en cuenta las recomendaciones específicas de tu filtro. Además, asegúrate de mantener un mantenimiento regular para garantizar un agua limpia y saludable para tus peces.

    Espero que esta guía te haya sido útil y que ahora te sientas más seguro/a al instalar tu filtro interno en tu acuario. ¡Disfruta de tu nuevo acuario y de tus peces! Si tienes alguna pregunta, no dudes en dejármela en los comentarios.

    ¡Hasta la próxima!