Skip to content

El impacto oculto: ¿Cuánto consume el Stand By de tus dispositivos?

Index

    Cuando hablamos de dejar la televisión en Stand By o espera, nos referimos a que no se apaga por completo. Podemos ver una pequeña luz roja que nos indica que el aparato está a la espera de que demos alguna orden. Aunque no esté apagado por completo, sigue consumiendo electricidad, lo que se conoce como consumo fantasma.

    Importancia de apagar completamente la televisión

    Dejar una televisión en Stand By durante unas horas no supone un gran consumo. Sin embargo, si calculamos el consumo a lo largo de todo un año, nos damos cuenta de que puede haber un gasto significativo. Según la calculadora de OCU, una televisión consume en promedio 1,61 kWh al año, lo que equivale a aproximadamente 0,50€. Aunque esta cantidad pueda parecer insignificante, si tenemos en cuenta que también tenemos otros dispositivos en Stand By, como reproductores de vídeo, videoconsolas o cadenas de música, el gasto se acumula.

    El consumo fantasma en otros dispositivos

    No solo la televisión consume energía en Stand By, sino que otros dispositivos también tienen este consumo fantasma. Por ejemplo, una videoconsola puede llegar a consumir alrededor de 4,50€ al año, una cadena de música puede superar los 10€ y un decodificador o teléfono inalámbrico puede llegar a los 4€. Estos números demuestran que el hecho de tener varios dispositivos en Stand By puede suponer un gasto considerable.

    El ahorro al evitar el Stand By

    Si sumamos todos los dispositivos en Stand By que tenemos en casa, nos damos cuenta de que el gasto puede representar entre el 7% y el 10% del consumo eléctrico total de una vivienda durante un año. Por lo tanto, apagar completamente los aparatos en lugar de dejarlos en Stand By puede suponer un ahorro significativo en la factura de la luz.

    Conclusión

    Si deseas ahorrar en tu factura de luz, es importante evitar dejar la televisión y otros dispositivos en Stand By. Aunque el consumo individual de cada aparato en Stand By pueda parecer pequeño, la suma de todos ellos puede tener un impacto significativo en tu bolsillo. Apagar completamente los dispositivos cuando no los estés utilizando es la mejor manera de evitar el consumo fantasma y ahorrar energía.

    ¡Así que recuerda, no te quedes en Stand By y apaga por completo tus aparatos cuando no los necesites! Tu bolsillo y el medio ambiente te lo agradecerán.

    Artículo escrito por NoticiasPower