Skip to content

Descubriendo las Algas: El Secreto Nutritivo del Mar

Index

    Descubre las maravillas de las algas marinas en tu cocina

    Las algas marinas, también conocidas como verduras de mar, son un alimento que ha sido parte integral de la gastronomía en países como Japón, Corea y China durante muchos años. Sin embargo, en nuestro país aún son bastante desconocidas. La ulva lactuca, también conocida como "lechuga de mar", es una de las algas comestibles más populares y está ganando cada vez más protagonismo en platos occidentales.

    Una explosión de sabor y nutrientes

    Las algas marinas destacan por su intenso sabor a mar y tienen una textura similar a la lechuga. Además, son una fuente rica y variada de nutrientes esenciales. Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN), las algas son ricas en vitaminas A, B, ácido fólico, C y E, así como en minerales como sodio, calcio, yodo, hierro y magnesio. También contienen una buena cantidad de proteínas y fibra. Su bajo contenido en ácidos grasos saturados y calorías las convierte en un aliado ideal para las dietas de adelgazamiento.

    Propiedades saludables reconocidas

    Además de su valor nutricional, las algas marinas también se atribuyen propiedades desintoxicantes, antioxidantes, astringentes, antivirales, antiinflamatorias e inmunoprotectoras. Son un alimento versátil y beneficioso para nuestra salud.

    Variedades y usos en la cocina

    Existen alrededor de 50 tipos de algas comestibles, entre las que destacan el nori, hijiki, kombu, arame y wakame. Estas algas se utilizan en la cocina para agregar sabor a mar a diversos platos. También se emplean para obtener ingredientes como el agar-agar, un espesante o gelificante, así como para la producción de aceites y ácidos grasos omega 3.

    El uso de la lechuga de mar en la cocina puede variar según la receta. Se comercializa principalmente deshidratada, aunque también se puede encontrar al natural. Puede incorporarse en casi todas las comidas, desde pastas y arroces hasta sopas y ensaladas. Incluso se puede utilizar como acompañamiento de platos de carne y pescado, e incluso para hacer pan.

    Del mar a tu ensalada

    Una forma sencilla de incorporar las algas marinas a nuestra alimentación es a través de ensaladas. La ensalada marina es un plato exquisito que se puede preparar fácilmente con lechuga de mar, cebolla, tomate y langostinos cocidos. Esta combinación sorprenderá a tus comensales y llevará el sabor del mar hasta tu mesa.

    En BM Supermercados, puedes encontrar lechuga de mar fresca en sal (150g) o gracilaria fresca en sal (150g), las cuales se conservan hasta 3 meses (refrigeradas entre 2 y 11℃) y deben desalarse sumergiéndolas en agua antes de cocinar.

    ¡No esperes más para disfrutar de las delicias que las algas marinas tienen para ofrecer en tu cocina!


    Esperamos que este artículo te haya abierto los ojos hacia las maravillas de las algas marinas. Prueba nuevas recetas y experimenta con los sabores y nutrientes que este tesoro de la huerta marina tiene para ofrecer. ¡Descubre un mundo de posibilidades culinarias y beneficios para tu salud!

    ¡Hasta la próxima, amante de la cocina y aventurero gastronómico!