Skip to content

Descubre las claves para cultivar musgo en tu hogar

Index

    El musgo es una planta versátil y resistente que no requiere de muchos cuidados para crecer. Además, es excelente para filtrar el agua y controlar la erosión, lo que lo convierte en una adición maravillosa para cualquier jardín. Incluso puedes cultivar musgo en interiores si no tienes espacio al aire libre. En este artículo, te enseñaremos cómo crear un jardín de musgo en tu propia casa.

    Paso 1: Prepara el recipiente

    Para cultivar musgo en tu casa, necesitarás recipientes grandes y transparentes o un terrario con tapa. Los recipientes pueden ser de vidrio o plástico, pero asegúrate de que sean lo suficientemente anchos y poco profundos para que puedas acceder a ellos fácilmente. Puedes encontrar estos artículos en tiendas de manualidades o mejoramiento del hogar, o en línea.

    Paso 2: Crea una base

    Cubre el fondo del recipiente con piedritas para crear una base de una piedrita de profundidad. También puedes utilizar arena saturada como base si vas a cultivar diferentes especies de musgo. Estos sustratos ayudarán al musgo a desarrollarse más rápidamente. Puedes buscar piedritas cerca de tu casa o comprarlas en una tienda de jardinería. La arena saturada está disponible en ferreterías o en línea.

    Paso 3: Coloca agujas de pino o corteza podrida

    Después de colocar las piedritas o la arena, coloca una capa uniforme de agujas de pino y corteza podrida sobre la base. La mayoría de las especies de musgo prefieren estos sustratos en lugar de la tierra para macetas, ya que les ayudan a crecer más rápido. Puedes recolectar agujas de pino y corteza podrida en los alrededores de tu casa o comprarlas en una tienda de jardinería.

    Paso 4: Recolecta el musgo

    Para obtener musgo fresco, puedes recolectarlo en los alrededores de tu casa. Busca musgo en tocones, troncos, tierra o piedras en zonas montañosas. Pela suavemente el musgo de su base y colócalo en un recipiente limpio para transportarlo a casa. Si no hay musgo cerca de donde vives, también puedes comprarlo en línea o en una tienda de flores. Asegúrate de elegir un musgo vivo y fresco.

    Paso 5: Coloca el musgo en el recipiente

    Coloca las láminas grandes de musgo directamente sobre la base en capas que cubran todo el recipiente. Utiliza mondadientes para mantener las láminas grandes en su lugar. Coloca mondadientes a lo largo de la parte exterior del jardín de musgo para evitar que se mueva.

    Paso 6: Riega el musgo y mantén la humedad

    Rocía el jardín de musgo con agua destilada o purificada utilizando una botella de espray. Riega el musgo ligeramente varias veces al día para mantenerlo húmedo y saludable. Asegúrate de cerrar el recipiente después de rociar el musgo para que pueda reutilizar el agua.

    Paso 7: Mantén el musgo alejado de la luz solar directa

    El musgo no necesita luz solar directa, ya que esto puede dañarlo. Sin embargo, necesita estar en una habitación bien iluminada. Puedes colocar una lámpara cerca del jardín de musgo, pero asegúrate de que la luz no esté directamente encima del musgo, ya que esto también puede dañarlo.

    Paso 8: Cuidado mínimo y ventilación

    Mantén el jardín de musgo cubierto con la tapa para mantener la humedad. Al menos una vez a la semana, retira la tapa durante 10 a 20 minutos para que el musgo se ventile. De esta manera, el musgo recibirá suficiente aire y seguirá creciendo de manera saludable.

    ¡Disfruta de tu jardín de musgo en casa!

    Esperamos que este artículo te haya sido útil para cultivar musgo en tu casa. Recuerda seguir estos pasos para crear un ambiente adecuado para el musgo y mantenerlo saludable. ¡Disfruta de la belleza y versatilidad de esta planta única!