Skip to content

Descubre cómo la harina de espelta combate tus problemas digestivos

Index

    ¿Qué es la harina de espelta?

    La harina de espelta se elabora a partir de la molienda de los granos de espelta, una gramínea conocida científicamente como Triticum spelta o escanda. Aunque su uso se remonta a más de 7.000 años, en el siglo XIX se dejó de utilizar debido a la dificultad de descascarillarla antes de la molienda. Sin embargo, en los últimos años ha resurgido su elaboración y consumo, ya que es un cereal que se adapta bien a los climas adversos y no requiere el uso de pesticidas, fungicidas y herbicidas, lo que la convierte en un producto ideal para el cultivo ecológico.

    Harina de espelta integral: la mejor opción

    Al igual que la harina de trigo, la harina de espelta puede ser blanca o integral, siendo esta última la opción más nutritiva. La harina de espelta integral se utiliza para hacer pan, productos de pastelería, pasta fresca y sopas. A la hora de elaborar pan con harina de espelta, es importante tener en cuenta que no subirá tanto al hornearlo, por lo que es recomendable contar con masa madre. Además, su sabor es ligeramente dulce, similar al de la nuez.

    Beneficios de la harina de espelta para la digestión

    La harina de espelta tiene mejores propiedades digestivas que la harina de trigo convencional. Es más fácil de digerir, se fragmenta mejor en los procesos de masticación y formación del bolo digestivo, y es atacada con mejores resultados por las enzimas y jugos gástricos. Por lo tanto, es recomendable para combatir problemas digestivos, alteraciones de la permeabilidad intestinal, colon irritable y enfermedades intestinales crónicas.

    Comparativa nutricional: espelta vs trigo

    A continuación, se muestra una comparativa de la composición nutricional de la harina de espelta y la harina de trigo común:

    Nutriente Harina de espelta Harina de trigo común
    Calorías 330 Kcal 345 Kcal
    Hidratos de carbono 65% 65%
    Azúcares 3% 3%
    Fibra 8,8 gr 8,8 gr
    Proteínas 15% 10%
    Grasas 3% 3%
    Calcio 20 mg 20 mg
    Magnesio 130 mg 130 mg
    Potasio 445 mg 445 mg
    Fósforo 410 mcg 410 mcg
    Vitamina B1 0,02 mg 0,02 mg
    Vitamina B2 0,05 mg 0,05 mg
    Vitamina E 15 mg 15 mg

    En general, la harina de espelta tiene una composición nutricional similar a la harina de trigo común, pero con algunas diferencias significativas. La harina de espelta es ligeramente más rica en proteínas, especialmente en el aminoácido esencial lisina. También contiene más grasa saludable, vitaminas liposolubles y minerales como calcio, magnesio, potasio y fósforo.

    ¿Cómo disfrutar de la harina de espelta en tu dieta?

    El pan de espelta es una opción deliciosa y saludable para incluir en tu dieta diaria. Puedes mejorar tu tostada de pan de espelta añadiendo un chorrito de aceite de oliva virgen extra y acompañándola de tomate, pavo, atún, huevo cocido o queso. Evita o reduce al mínimo el consumo de mermelada, mantequilla y paté para mantener una alimentación más equilibrada.

    En resumen, la harina de espelta es una excelente alternativa a la harina de trigo convencional, especialmente para aquellos que padecen problemas digestivos o enfermedades intestinales crónicas. Su composición nutricional es similar a la del trigo, pero con ciertas ventajas, como una mejor digestibilidad y mayor contenido de proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales. ¡Anímate a probarla y disfruta de sus beneficios en tu dieta diaria!

    Dra. Marta Aguirre
    Nutrición y Medicina estética