Skip to content

Desatascando un inodoro: soluciones caseras y consejos eficaces

Index

    Desatascar un inodoro puede ser una tarea desagradable, pero antes de llamar a un fontanero, es recomendable intentar resolver el problema por uno mismo. En este artículo, te presentamos un método sencillo utilizando una fregona y otras soluciones caseras para solucionar atascos simples. También te explicaremos por qué se produce un atasco y cuál puede ser su causa. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo solucionar este inconveniente en tu hogar!

    ¿Por qué se produce un atasco en el inodoro?

    Existen varias causas que pueden provocar un atasco en el inodoro. La más común es el exceso de papel higiénico, pero también puede ser ocasionado por el uso incorrecto del inodoro como papelera. Además, un objeto sólido y resistente, como un pañal o un juguete, puede obstruir el desagüe accidentalmente o intencionalmente. Otros factores que pueden contribuir a un atasco son una instalación mal diseñada, tuberías atascadas, o una instalación antigua o en mal estado.

    ¿Cómo saber si el atasco es grave?

    Si al tirar de la cisterna el agua sube hasta casi el borde del inodoro y no se absorbe, es probable que estemos frente a un atasco grave. En este caso, es importante actuar rápidamente para evitar que el agua se desborde.

    ¿Cuánto cuesta desatascar un inodoro?

    El costo de desatascar un inodoro puede variar dependiendo de varios factores, como la gravedad del atasco, si es un día festivo o una urgencia, las herramientas necesarias y el tiempo requerido para resolver el problema. Según algunas empresas especializadas, el precio promedio oscila entre 80 y 130 euros, aunque puede llegar a costar desde 40-50 euros hasta casi 1,000 euros. Aunque pueda resultar caro, siempre es recomendable llamar a profesionales, especialmente en casos graves.

    Trucos caseros para desatascar el inodoro

    Si el atasco no es grave, puedes intentar solucionarlo por ti mismo utilizando algunos trucos caseros. A continuación, te presentamos algunas soluciones que puedes probar:

    Agua caliente y jabón

    • Echa jabón líquido, como el que utilizas para lavar los platos, en el inodoro y déjalo actuar durante aproximadamente 25 minutos.
    • Vierte lentamente un cubo de agua muy caliente (no hirviendo) en el inodoro, asegurándote de no dañar el material del mismo.
    • Tira de la cisterna para comprobar si el atasco ha sido eliminado.

    Desatascador

    • Utiliza un desatascador, una herramienta compuesta por un mango y una ventosa de goma, que te permitirá crear un efecto de vacío capaz de descongestionar las tuberías.
    • Coloca el desatascador sobre el hueco del inodoro y realiza movimientos de arriba hacia abajo para bloquear y desbloquear el conducto.
    • Repite esta acción dos o tres veces para destapar la cañería.

    Fregona

    • Si no dispones de un desatascador, puedes utilizar una fregona como alternativa. Es recomendable utilizar una fregona de tiras de algodón, pero cualquier tipo de fregona puede servir.
    • Cubre la fregona con una bolsa de plástico sin agujeros y asegúrate de que cubra completamente el conducto del inodoro.
    • Realiza movimientos de arriba hacia abajo con la fregona para crear un efecto de vacío similar al del desatascador.
    • Repite esta acción varias veces hasta que el atasco se haya eliminado.

    Percha de alambre

    • Otra opción es utilizar una herramienta flexible pero lo suficientemente rígida como para empujar y quitar posibles obstáculos del conducto del inodoro.
    • Puedes adquirir una herramienta específica en ferreterías o utilizar una percha de alambre desarmada.
    • Introduce la herramienta en el conducto y guíala con cuidado desde el exterior hasta que el atasco sea eliminado.

    Bicarbonato y vinagre

    • Vierte una taza de bicarbonato en el inodoro, seguido de dos tazas de vinagre. Se producirá una efervescencia.
    • Deja que la mezcla actúe durante una hora y luego tira de la cisterna para comprobar si el atasco ha desaparecido.

    Recuerda seguir las recomendaciones importantes, como colocar papeles de periódico alrededor del inodoro para evitar salpicaduras y utilizar guantes de plástico para proteger tus manos.

    ¡Desatascar un inodoro puede ser una tarea desafiante, pero con estos trucos caseros y consejos útiles, podrás resolver el problema por ti mismo! Si el atasco persiste o es grave, no dudes en llamar a un profesional para evitar complicaciones mayores.

    Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles. ¡Buena suerte y que tu inodoro vuelva a funcionar correctamente pronto!

    Imagen de portada: Fuente