Skip to content

CO2 casero para acuarios: método fácil y económico

Index

    Si tienes un acuario y quieres asegurarte de que tus plantas crezcan sanas y fuertes, una forma eficaz de lograrlo es proporcionarles dióxido de carbono (CO2). En este artículo, te enseñaremos un método sencillo y económico para hacer CO2 casero para tus acuarios. ¡Comencemos!

    Materiales necesarios

    Para hacer CO2 casero para tu acuario, necesitarás los siguientes materiales:

    1. Botella de litro de un refresco (preferiblemente de Coca Cola u otra marca similar). Es importante que la botella sea de un refresco, ya que el tapón está diseñado para soportar presiones.
    2. Sistema de goteo, que puedes encontrar en farmacias. Este sistema se utiliza para las bolsas de suero y suele tener un precio de aproximadamente 60 céntimos.
    3. Silicona o pegamento caliente.
    4. Piedra difusora o difusor de cristal.
    5. Agua caliente del grifo.
    6. Levadura natural, que puedes encontrar en supermercados como Mercadona. Recuerda conservarla en el frigorífico, ya que caduca rápidamente.
    7. Azúcar.

    Paso a paso

    A continuación, te explicamos cómo hacer CO2 casero para tu acuario siguiendo estos sencillos pasos:

    1. Preparación de la botella: Lava bien la botella y haz un agujero en el tapón con un cuchillo de punta. Este agujero servirá para introducir el pincho del sistema de goteo. Asegúrate de que el pincho quede ajustado para evitar fugas. En caso de que haya fugas, puedes sellar el agujero con silicona o pegamento caliente. En el extremo opuesto del tubo del sistema de goteo, coloca la piedra difusora o el difusor de cristal. Es recomendable añadir una válvula anti-retorno entre la botella y el difusor para evitar que el agua entre en la mezcla.

    2. Preparación de la mezcla: Llena aproximadamente 1/3 de la botella con agua caliente del grifo. A continuación, añade un vaso lleno de azúcar y tapa la botella con la mano o con otro tapón. Agita la botella hasta que el azúcar se disuelva por completo. En un vaso con agua templada del grifo, añade 1/3 de la pastilla de levadura y agítala hasta que se disuelva por completo. Luego, utiliza un embudo para añadir la levadura disuelta en el agua con azúcar. Finalmente, completa el llenado de la botella con agua del grifo, dejando un espacio de 3 o 4 dedos hasta el borde.

    3. Observa los resultados: Después de unas horas, comenzarán a salir las primeras burbujas a través del difusor que has introducido en el acuario. Con el tiempo, si el abonado es correcto y todo va bien, tus plantas comenzarán a burbujear.

    Precauciones a tener en cuenta

    Al utilizar este método de CO2 casero para acuarios, es importante tener en cuenta las siguientes precauciones:

    1. Mantén siempre la botella en posición vertical y asegúrate de que no se vuelque, ya que la mezcla podría llegar al acuario y causar problemas.
    2. La duración de la mezcla dependerá de la cantidad de azúcar utilizada. Cuanta más azúcar añadas, más tiempo durará la mezcla haciendo burbujas.
    3. La cantidad de levadura determinará la velocidad de reacción. Cuanta más levadura añadas, más burbujas por segundo se producirán y más rápido se consumirá el azúcar.
    4. Este método es económico, pero no es muy estable. El primer día, se producirán más burbujas que después de una semana, lo que puede generar un desequilibrio en el acuario. Para evitar esto, se recomienda hacer la mezcla cada semana para que el cambio no sea tan brusco.

    En resumen, el CO2 casero es una forma económica y efectiva de proporcionar dióxido de carbono a tus plantas acuáticas. Siguiendo los pasos y precauciones mencionados anteriormente, podrás disfrutar de un acuario con plantas sanas y fuertes. ¡Anímate a probar este método y observa los resultados por ti mismo!

    ¡Gracias por leer nuestro artículo! Esperamos que te haya sido útil y que puedas disfrutar de un acuario lleno de plantas vibrantes y saludables. Si tienes alguna pregunta o comentario, no dudes en dejarlo a continuación. ¡Hasta la próxima!