Skip to content

Ciclismo: El deporte perfecto para perder peso

Index

    Si estás buscando una forma efectiva de perder peso, no hay misterio: necesitas crear un déficit calórico en tu cuerpo, ya sea consumiendo menos calorías de las que gastas o quemando el exceso de calorías a través del ejercicio. Y si quieres elegir el deporte más beneficioso para quemar calorías, el ciclismo es una excelente opción.

    Quema de calorías y beneficios cardíacos

    Dependiendo del esfuerzo que realices, puedes quemar entre 400 y 600 calorías al practicar ciclismo. Además de ayudarte a perder peso, este deporte también tiene innumerables beneficios para el corazón, como mantener la presión arterial bajo control.

    Varios estudios han demostrado que dedicar de 30 a 45 minutos diarios al ejercicio cardiovascular acelera el metabolismo, lo que facilita la quema de grasa a lo largo del día. El ciclismo es una excelente opción para lograr este objetivo, ya que incluso a un ritmo suave de entre 10 y 15 Km/h, nuestro organismo quema entre 500 y 600 calorías en ese tiempo.

    Para no volverte loco con los números, ¿cuántos kilómetros o cuánto tiempo necesitas pedalear para adelgazar? Lo ideal es realizar este ejercicio a un ritmo moderado y recorrer al menos 15 kilómetros en unos 45 minutos aproximadamente. Te recomendamos hacerlo al menos tres veces a la semana.

    Aumento de masa muscular y metabolismo acelerado

    Además de la pérdida de peso, el ciclismo también te ayuda a aumentar la masa muscular. Al trabajar grupos musculares grandes como los cuádriceps, los isquiotibiales, los músculos de la cadera y los glúteos, contribuyes a acelerar tu metabolismo. Esto es beneficioso, ya que un metabolismo más rápido ayuda a quemar más calorías incluso en reposo.

    Entrenamiento a intervalos para eliminar grasa

    Si tu objetivo es eliminar grasa, especialmente en la zona del vientre, te recomendamos combinar el ciclismo con entrenamientos a intervalos una o dos veces a la semana, además de otras rutinas deportivas. Los entrenamientos de alta intensidad reducen la grasa abdominal, incluida la peligrosa grasa visceral.

    Cuando realizas este tipo de entrenamiento, tu cuerpo libera la hormona del crecimiento, que ayuda a quemar grasa y mantener músculo. Además, este tipo de ejercicio también parece reducir el apetito y regular las hormonas relacionadas con la sensación de hambre, evitando que comas en exceso. Sin embargo, es importante no excederte, ya que un exceso de intensidad puede ser contraproducente y contribuir al almacenamiento de grasa abdominal.

    Lo ideal es limitar la intensidad más alta a un par de veces a la semana y realizar el resto de tus sesiones de ciclismo a un ritmo controlado y cómodo. Estos paseos no solo son buenos para quemar grasa, sino también para desarrollar fibras musculares de contracción lenta y resistencia.

    ¡A sacar la bicicleta del trastero!

    Si tienes una bicicleta en casa, es hora de desempolvarla y darle caña. El ciclismo es la clave para quemar grasa, acelerar el metabolismo, controlar el apetito y producir hormonas que te ayudarán a eliminar esas calorías rebeldes durante todo el día.

    ¡Así que no lo pienses más y súbete a tu bicicleta! Recuerda mantener un ritmo adecuado, en el que te cueste cierto esfuerzo pero puedas hablar sin quedarte sin respiración. Esta intensidad es la que favorece la mayor oxidación de grasas.

    ¡Disfruta de tus paseos en bicicleta y alcanza tus objetivos de pérdida de peso de forma saludable y divertida!

    Artículo escrito por Begoña Gómez