Skip to content

Chucrut: Descubre los increíbles beneficios de este superalimento fermentado

Index

    El chucrut es una deliciosa preparación típica de la gastronomía centro europea que se ha ganado popularidad en todo el mundo. Además de ser un acompañamiento perfecto para carnes y platos tradicionales, el chucrut ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud. Desde su capacidad para proteger el organismo frente a infecciones hasta su contribución a una buena digestión y absorción de nutrientes, el chucrut se ha convertido en un verdadero superalimento.

    Protección frente a infecciones y resfriados comunes

    Uno de los beneficios más destacados del chucrut es su capacidad para proteger al organismo frente a infecciones. Esto se debe a la presencia de bacterias probióticas, similares a las que se encuentran en el yogur o en el kéfir. Estas bacterias fortalecen el sistema inmunológico y protegen el organismo frente a bacterias nocivas. Además, el consumo regular de chucrut se ha asociado con una reducción en la frecuencia y gravedad de los resfriados comunes.

    Fuente de hierro y vitamina C

    El chucrut es también una excelente fuente de hierro y vitamina C. Una ración de chucrut aporta aproximadamente un 12% de las recomendaciones diarias de hierro y alrededor del 25% de las recomendaciones diarias de vitamina C. La vitamina C es esencial para la absorción de hierro en el organismo, ya que facilita la producción de hemoglobina, la proteína encargada de transportar el oxígeno a las células de nuestro cuerpo.

    Mejora la digestión y absorción de nutrientes

    El chucrut contiene enzimas que ayudan a descomponer los nutrientes en moléculas más pequeñas y fáciles de digerir. Esto facilita la digestión y mejora la absorción de nutrientes en el organismo. Además, la fermentación láctica del chucrut ayuda a equilibrar la flora intestinal, promoviendo una buena salud gastrointestinal.

    Ideal para mantener o perder peso

    Si estás buscando mantener o perder peso, el chucrut puede ser tu aliado perfecto. Una ración de chucrut aporta muy pocas calorías y una gran cantidad de fibra. La fibra promueve una mayor saciedad, lo que ayuda a evitar los antojos y a controlar la ingesta de alimentos. Además, la fibra también contribuye a una buena salud digestiva y previene el estreñimiento.

    Protección frente a ciertos tipos de cáncer y enfermedades del corazón

    El chucrut contiene fitoquímicos con capacidad antioxidante, que ayudan a prevenir los procesos de mutación y división celular que pueden favorecer el desarrollo de tumores. Además, estos fitoquímicos también han demostrado tener efectos protectores frente a enfermedades neurodegenerativas. Por otro lado, la combinación de fibra y probióticos presentes en el chucrut puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y proteger la salud cardiovascular.

    Cómo preparar chucrut casero

    Preparar chucrut en casa es más sencillo de lo que parece. Solo necesitarás dos ingredientes: col y sal. Sigue estos pasos:

    1. Limpia y esteriliza los frascos de vidrio donde guardarás el chucrut.
    2. Lava y corta la col en juliana.
    3. Añade sal a la col y deja reposar durante un par de horas.
    4. Escurre el líquido que suelte la col.
    5. Rellena los frascos con la col, aplastando para evitar que quede aire.
    6. Añade el agua que haya soltado la col.
    7. Cierra los tarros y guárdalos en un lugar seco y oscuro durante al menos tres semanas.
    8. Antes de consumirlo, asegúrate de que el chucrut no desprende un olor desagradable.

    ¡Disfruta de tu chucrut casero!

    Recuerda que el chucrut casero puede conservarse en la nevera durante un máximo de un mes. Aprovecha todos los beneficios que este superalimento fermentado tiene para ofrecerte.

    ¡Hasta la próxima, querido lector! Espero que este artículo te haya inspirado a probar el chucrut y disfrutar de sus múltiples beneficios para la salud. ¡Buen provecho!