Skip to content

¿Camperizar la furgoneta? Descubre si el baño es imprescindible

Index

    La instalación de un baño en una furgoneta camper es un tema que genera mucha controversia entre los amantes de esta forma de vida. Algunos consideran que es imprescindible contar con un baño en su casita con ruedas, mientras que otros prefieren aprovechar ese espacio para otras funciones. En nuestra experiencia, hemos tenido la oportunidad de camperizar varias furgonetas y vivir en ellas, y en todas hemos optado por incluir un baño con potty y ducha. A continuación, te contaremos algunos aspectos importantes a tener en cuenta al decidir si instalar un baño en tu furgoneta camper, así como las ventajas y desventajas de hacerlo.

    Ubicación del baño en la furgoneta

    A la hora de instalar un baño en tu camper, es fundamental considerar el tamaño de tu vehículo. Dependiendo de su longitud, podrás ubicar el baño en la entrada, en la parte central o al final de la furgoneta. Esto requerirá un buen diseño interior que aproveche al máximo el espacio disponible. Algunos puntos a tener en cuenta para la ubicación del baño son:

    • Se suele colocar en el mismo lado que el depósito de agua.
    • Las medidas estándar de un baño para furgoneta camper son de 70×100.
    • Es común ubicar el baño en el lado izquierdo de la furgoneta (la parte del piloto).

    Otro factor a considerar es el diseño del baño en sí, es decir, si prefieres tener la ducha por separado o si prefieres tener el potty y la ducha en el mismo espacio. Un baño con plato de ducha que también sirva como espacio para el potty suele tener unas dimensiones de 70×70, lo justo para permitir sentarse sin chocar las rodillas con la puerta. En este caso, es necesario que el WC sea portátil para poder retirarlo al ducharse. Esta opción proporcionará más amplitud en el resto de la vivienda, pero restará comodidad en el interior del baño.

    En cuanto al lavabo, es importante considerar si realmente es necesario tener uno en el baño de la furgoneta. En nuestra experiencia, el lavabo no se utiliza mucho, ya que el fregadero de la cocina cumple la misma función y es más cómodo debido a su tamaño y espacio disponible. Ten en cuenta que el baño de tu camper será un espacio cerrado y no tendrás mucha movilidad en su interior, por lo que es mejor incluir únicamente lo necesario, es decir, el WC y la ducha.

    Ventajas y desventajas del baño en la camper

    Una de las principales ventajas de tener un baño en tu furgoneta camper es la disponibilidad de una ducha con agua caliente en todo momento. Esta comodidad es especialmente valiosa en situaciones en las que no se puede acceder a servicios públicos, como durante nuestra "Expedición Cabo Norte" (que puedes ver en nuestro canal de YouTube). En ese viaje, nos encontramos en situaciones en las que no podíamos conseguir agua para nuestra furgoneta y nos vimos obligados a ducharnos en espacios públicos adaptados para ello, como las gasolineras. Esta experiencia nos hizo valorar enormemente disponer de una ducha con agua caliente en nuestra propia vivienda rodante.

    Por otro lado, el tema del potty o WC seco es algo más personal. En muchos casos, es posible encontrar servicios públicos en la ciudad o, si te encuentras en el campo, puedes apañártelas con una pala y un poco de papel higiénico. Sin embargo, contar con un WC en tu furgoneta camper puede sacarte de más de un apuro, especialmente durante la noche, cuando estás relajado dentro de tu furgo y no te apetece salir a la intemperie para hacer tus necesidades.

    En cuanto a las posibles desventajas, la principal es que el baño ocupará un espacio considerable en tu camper, lo que puede restar comodidad a la cama, la cocina o el salón comedor. Por eso es fundamental diseñar y distribuir el espacio interior de manera eficiente. Además, la instalación de un baño implica la correcta instalación de agua y gas para contar con agua caliente, así como la gestión de depósitos de agua limpia, aguas grises y aguas negras. También hay que tener en cuenta los trámites y certificaciones necesarios para homologar el gas. Sin embargo, existen calentadores a 12V o por aire que no requieren gas.

    Por último, y quizás lo más incómodo, está la limpieza del depósito de aguas negras. Independientemente de si tienes un potty fijo, portátil o seco, en algún momento tendrás que vaciarlo y, seamos sinceros, no es una tarea agradable.

    Concluyendo, la decisión de instalar un baño en tu furgoneta camper es personal y dependerá de tus necesidades y preferencias. Tener un baño en la camper proporciona comodidad y autonomía, especialmente en lo que respecta a la ducha con agua caliente. Sin embargo, también implica ocupar un espacio valioso y realizar instalaciones y mantenimiento adicionales. Evalúa cuidadosamente tus necesidades y las opciones disponibles antes de decidir si incluir o no un baño en tu furgoneta camper.

    Esperamos que esta información haya sido útil para ti y que te ayude a tomar una decisión informada. Si tienes más preguntas o necesitas asesoramiento adicional sobre la camperización y la vida en furgoneta, no dudes en visitar nuestras redes sociales y nuestro blog, donde compartimos más contenido sobre este tema. ¡Nos vemos en la carretera o disfrutando de la naturaleza con una pala y un rollo de papel higiénico!

    ¡Hasta pronto y feliz camperización!