Skip to content

Cama caliente: adelanta la siembra protegiendo tus plantas del frío

Index

    ¿Sabías que puedes construir tu propia cama caliente para tus plantas del jardín? Con esta herramienta, podrás empezar la temporada de siembra antes y proteger tus plantas del frío. No es complicado de hacer y una vez terminada, podrás disfrutar de una temporada de jardinería más larga. En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber para construir una cama caliente para tus plantas.

    ¿Por qué construir una cama caliente para plantas?

    Una cama caliente para plantas te permite adelantar la temporada de siembra y cosecha en tu jardín. A partir de febrero, podrás cultivar verduras y cosecharlas antes. También puedes utilizar la cama caliente para cultivar semillas o esquejes, obteniendo plántulas más resistentes que podrás trasplantar al jardín más adelante. Básicamente, la cama caliente es como un invernadero en miniatura. Aprovecha la radiación solar para crear un microclima dentro de la cama, calentando el suelo y creando las condiciones ideales para el crecimiento de las plantas al principio del año.

    Material y herramientas

    Antes de empezar a construir tu cama caliente, necesitarás reunir los siguientes materiales y herramientas:

    Materiales:

    • Madera resistente a la intemperie (recomendamos abeto Douglas o alerce)
    • Plancha alveolar doble para la ventana
    • Bisagras para fijar la ventana
    • Estiércol de caballo o mezcla de compost, hojas y paja
    • Rejilla de alambre de pajarera
    • Tornillos y grapas

    Herramientas:

    • Sierra
    • Taladro
    • Destornillador
    • Grapadora

    Instrucciones de montaje

    1. Preparación:

      • Dibuja el contorno de tu cama caliente en el suelo y cava la tierra hasta una profundidad de aproximadamente 40 centímetros.
      • Coloca una capa de estiércol de caballo de unos 20 centímetros de espesor en el fondo.
      • Añade una capa de compost mezclado con tierra de jardín de otros 20 centímetros de espesor.
      • Si no tienes estiércol de caballo, puedes utilizar una mezcla de compost semimaduro, hojas y paja en su lugar.
    2. Construcción de la cama caliente:

      • Corta los tablones de madera en las dimensiones deseadas para la cama caliente. Recomendamos una medida de 150 x 70 cm.
      • Une los tablones con tornillos para formar la estructura de la cama.
      • Fija la ventana de plancha alveolar doble en la parte superior de la cama utilizando bisagras.
      • Perfora agujeros previamente antes de atornillar los tablones para evitar que se rompan.
    3. Protección contra huéspedes no deseados:

      • Prepara el suelo con una rejilla de alambre de pajarera, grapada en el interior de la cama caliente. Esto evitará que los roedores y otros animales dañen tus plantas.
    4. Colocación de la cama caliente:

      • Coloca la cama caliente en un lugar soleado, orientado hacia el sur, para aprovechar al máximo la radiación solar.
    5. Plantación en la cama caliente:

      • A partir de febrero, podrás comenzar a cultivar verduras resistentes como lechugas, rábanos o zanahorias tempranas.
      • A medida que avance la primavera, podrás plantar tomates, pimientos y pepinos como plantas jóvenes endurecidas.
      • En verano, podrás cultivar tomates de mata y otras