Skip to content

Aumenta la productividad de tus plantas con CO2 casero.

Index

    Si tienes un armario de cultivo de un metro cuadrado y estás buscando formas de aumentar la producción de tus plantas, añadir CO2 puede ser una excelente opción. Sin embargo, los sistemas comerciales para generar CO2 pueden resultar costosos. ¡Pero no te preocupes! Existen formas fáciles y económicas de fabricar CO2 en casa.

    1. Fermentación de agua azucarada con levadura de panadería

    Una de las formas más prácticas de generar CO2 casero es mediante la fermentación de agua azucarada con levadura de panadería. Este proceso es similar al utilizado en la producción de vino a partir del mosto de uva. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

    1. Disuelve 200 gramos de azúcar en un litro de agua.
    2. Añade una cucharada de levadura de panadería fresca o deshidratada.
    3. Coloca la mezcla en un recipiente y déjalo en tu armario de cultivo.
    4. La reacción comenzará a burbujear lentamente en una o dos horas y se acelerará a medida que las levaduras se reproducen.
    5. Esta reacción puede durar varios días y terminará cuando se agote el azúcar o la concentración de alcohol supere los 15 grados y mate las levaduras.

    Para mantener una producción continua de CO2, puedes añadir una nueva botella con agua azucarada cada semana. Si no deseas comprar levadura cada semana, puedes utilizar un poco de la mezcla de la botella anterior (si aún está activa y burbujeando) para inocular las levaduras.

    Otra variación interesante de este sistema es agregar gelatina a la mezcla de agua azucarada. Después de solidificarla en la nevera, añade un vaso de agua con una cucharada de azúcar y otra de levadura. La gelatina actuará como un liberador lento de azúcar, prolongando la producción de CO2 durante aproximadamente tres semanas.

    2. Mezcla de bicarbonato sódico y vinagre

    El bicarbonato sódico y el vinagre también pueden ser utilizados para generar CO2 en casa. Sin embargo, esta opción es menos práctica y más instantánea que la fermentación. Aquí tienes los pasos a seguir:

    1. Mezcla bicarbonato sódico y vinagre en un recipiente grande, como un cubo.
    2. Ajusta la velocidad del goteo del vinagre para controlar la producción de CO2. Cuanto más lento sea el goteo, más lenta será la reacción.
    3. Recuerda no mezclar todo el bicarbonato y el vinagre de una vez, ya que se producirá una gran cantidad de CO2 de manera instantánea.

    3. Utiliza cáscaras de huevo y vinagre

    Otra opción es utilizar cáscaras de huevo y vinagre para generar CO2. Este proceso es similar al de la mezcla de bicarbonato y vinagre, pero la reacción es más lenta y progresiva. Aquí tienes los pasos a seguir:

    1. Añade cáscaras de huevo a un recipiente lleno de vinagre.
    2. Las cáscaras se disolverán en el vinagre y liberarán CO2.
    3. Cuando veas que el vinagre ya no reacciona con las cáscaras, es momento de renovarlo con vinagre fresco.

    Recuerda que siempre debes tener precaución al manipular estos productos y asegurarte de colocar los recipientes en una posición elevada o utilizar un ventilador para ayudar a distribuir el CO2 por todo el armario de cultivo.

    ¡Ahora que conoces estas formas caseras de generar CO2, podrás optimizar el crecimiento de tus plantas de manera económica y efectiva!

    Comparativa de métodos de generación de CO2 casero

    Método Ventajas Desventajas
    Fermentación con levadura Producción continua durante varios días Es necesario renovar el agua azucarada y la levadura periódicamente
    Mezcla de bicarbonato y vinagre Reacción instantánea y controlable Producción de CO2 limitada a la cantidad de bicarbonato y vinagre
    Utilización de cáscaras de huevo Reacción lenta y progresiva Necesidad de renovar el vinagre cuando las cáscaras dejen de reaccionar

    ¡Esperamos que estas técnicas caseras de generación de CO2 te resulten útiles en tu armario de cultivo! ¡Disfruta de un crecimiento más vigoroso y una mayor producción de tus plantas!

    ¡Recuerda siempre tener cuidado al manipular los productos y disfruta de tu experiencia de cultivo casero!