Skip to content

Acuarios sin filtro: La técnica Walstad para un acuario natural

Index

    Acuarios sin filtro: el método Walstad

    En el mundo de la acuariofilia, existe una técnica cada vez más popular: el uso de acuarios sin filtro. Este método, conocido como el método Walstad, se basa en la creación de un entorno natural en el que las propias plantas se encargan de filtrar el agua. En este artículo, exploraremos en detalle esta técnica y compartiremos algunos consejos para aquellos que estén interesados en probarla.

    El método Walstad lleva el nombre de su creadora, Diana Walstad, autora del libro "Ecology of the Planted Aquarium: A Practical Manual and Scientific Treatise for the Home Aquarist". La idea principal detrás de este enfoque es recrear un ecosistema equilibrado utilizando materiales naturales y una gran cantidad de vegetación.

    Para crear un acuario sin filtro según el método Walstad, es importante contar con una gran cantidad de plantas. Estas plantas actúan como filtros naturales, absorbiendo los nutrientes en exceso y eliminando los residuos del agua. Además, las plantas también liberan oxígeno, lo que beneficia a los habitantes del acuario.

    Es fundamental elegir plantas que sean consumidoras de nutrientes, como helecho de Java, higrofilas y musgos. Estas plantas crecerán rápidamente y ayudarán a mantener el agua en condiciones óptimas. También se recomienda utilizar una grava de unos 3 mm de grosor y una profundidad de al menos 5 cm para proporcionar un sustrato adecuado para las plantas.

    En cuanto a la población de peces, es importante tener en cuenta que en un acuario sin filtro, se debe mantener una carga biológica baja. Esto se debe a que las plantas consumen los nutrientes, por lo que una alta densidad de peces podría desequilibrar el ecosistema. Es preferible optar por especies que sean resistentes y no produzcan una gran cantidad de desechos.

    Una de las ventajas de los acuarios sin filtro es que requieren menos mantenimiento en comparación con los acuarios tradicionales. No es necesario realizar cambios de agua frecuentes, ya que las plantas se encargan de mantener el equilibrio del agua. Sin embargo, es importante monitorear regularmente los niveles de nutrientes y realizar ajustes si es necesario.

    En cuanto a la iluminación, se recomienda utilizar luz natural directa siempre que sea posible. Sin embargo, si esto no es factible, se pueden utilizar lámparas de espectro completo para proporcionar la luz necesaria para el cre